AUTORIZACIÓN DE RESIDENCIA DE EXTRANJERO MENOR DE EDAD NO NACIDO EN ESPAÑA

Por Lina María Ortiz

En una sociedad, los niños juegan un papel importante, toda vez que sobre ellos se erigirá el futuro de una nación. En España hay una realidad, y es el volumen tan grande de niños que están acá de manera irregular, porque desgraciadamente sus padres no pueden o no saben cómo proceder para regularizar a sus hijos.

La autorización de residencia de extranjero menor de edad no nacido en España, se podrá conceder a los hijos de extranjeros con residencia legal en España, así como a los menores sujetos legalmente a la tutela de un ciudadano o institución españoles o de un extranjero residente legal en España.

Lo señalado en el párrafo anterior, está contemplado en la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y su integración social (artículo del 16 al 19 y 31). Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, aprobado por Real Decreto 557/2001, de 20 de abril (artículo 185).

Cuando los menores se encuentren en edad de escolarización obligatoria, se deberá acreditar que han estado matriculados en un centro de enseñanza durante su permanencia en España.

Otro punto importante es que sus padres o tutores acrediten empleo o recursos económicos suficientes para atender las necesidades de la familia, en estas cuantías:

En las unidades de dos miembros, contando con el padre o la madre, se exigirá el 150% del IPREM. Por cada miembro adicional a los dos citados (progenitor y menor) se incrementará el 50% más del IPREM.

Documentación acreditativa del empleo y/o recursos económicos suficientes para atender las necesidades de la familia, que podrá ser acreditada por cualquier medio de prueba y que podrá ser:

En caso de realizar actividad por cuenta ajena, copia del contrato de trabajo y declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al año anterior, nóminas y vida laboral.

Si la actividad que realiza es por cuenta propia, acreditación de la actividad que realiza y declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al año anterior, certificado de estar al corriente en hacienda y seguridad social, trimestrales e IVA.

Si no se realiza actividad lucrativa: cheques certificados, cheques de viaje o cartas de pago o tarjetas de crédito, acompañadas de una certificación bancaria de la cantidad disponible como crédito.

Que sus padres o tutores acrediten disponer de vivienda adecuada expedido por la Comunidad Autónoma. Si en el citado plazo no se emite, el interesado podrá acreditar este requisito por cualquier medio de prueba, siempre que se haga referencia al título que habilita para la ocupación de la vivienda, número de habitaciones, uso al que se destina cada una de las dependencias, número de personas que la habitan, condiciones de habitabilidad y equipamiento. (esto podría ser por medio de notaria).

En caso de menores donde la custodia es ostentada por un solo progenitor se deberá aportar la sentencia acreditativa de la asignación de guarda y custodia del menor por parte del solicitante debidamente legalizada o apostillada acompañado del pasaporte y partida de nacimiento igualmente legalizada y/o apostillada.