VISA DORADA A EUROPA: RESIDENCIA POR INVERSIÓN

Por: Lina M. Ortiz Rodríguez

Las visas doradas para Europa son un tipo especial de visado o plan de residencia para ciudadanos extranjeros adinerados. Su trámite requiere una sustancial inversión en el país emisor.

Las visas doradas o golden visas permiten a los extranjeros convertirse en residentes o ciudadanos europeos, al invertir grandes cantidades de dinero en determinado país.

Varios países de la UE y el área Schengen tienen programas de visas doradas destinados a inversores extranjeros.

Estos incluyen los siguientes Estados, que son miembros tanto de la UE como de Schengen:

• Austria

• Bélgica

• Chipre

• Grecia

• Italia

• Malta

• Portugal

• España

Suiza, país miembro de Schengen pero no de la UE, también tiene un programa de visas doradas.

Irlanda, que es miembro de la UE pero no de Schengen, también cuenta con una visa dorada.

Los extranjeros pueden optar por cualquier de las siguientes opciones de inversión para obtener la residencia en España:

• Comprar inmuebles por valor mínimo de 500.000 euros

• Crear y desarrollar un proyecto empresarial en España

• Invertir en acciones o realizar depósitos bancarios en entidades españolas por al menos 1 millón de euros

• Comprar bonos del Estado con valor de al menos 2 millones de euros.

Se necesitan alrededor de 20 días para que se apruebe el permiso de residencia. Es inicialmente válido por 2 años y puede renovarse por 5 años.

El permiso se aplica al inversionista, su cónyuge o pareja y todos los hijos dependientes (incluyendo nietos).